COMPRA DE LIBROS

Como descargar los libros y verlos, online.

Después de pagar por Paypal, debes refrescar mi URL y verás habilitada la opción para abrir el libro (ícono con forma de ojo que tiene la leyenda “Ver la publicación”). Al abrirlo, puedes leerlo (online) y también descárgalo como PDF desde la opción “Descargar” que verás en la parte inferior del libro. Fácil y sencillo, que los disfrutéis.

viernes, 31 de agosto de 2012

Maldita espera
















Maldito
amor y maldita


esta
espera, que nunca ha sabido apreciar


mis
horas de espera.





Tic, tac, tic, tac, van cayendo


las
agujas del reloj rompiéndose


como
un collar de perlas.





Como
tus besos han caído desterrados


de
la sujeción de mis labios con premeditación


y
alevosía.





Ana


©

miércoles, 29 de agosto de 2012

Consecuencias















Me gusta escuchar el repicotear


de la lluvia en el cristal.


Dejar que florezcan y hacerles frente a
los miedos,


y empezar a pensar que hacer con mi vida.


Una vida marcada por una consecuencia


de acontecimientos ajenos y o tan ajenos a mi persona.


De nada sirven lamentos, ni
arrepentimientos,


lo hecho, hecho está y nadie puede
opinar, tan solo yo,


tan solo yo.


Algo dentro en mi interior se ha roto,


ha muerto, nadie puede decir, nadie puede
opinar,


tan solo yo.


Algo brota de mis ojos, no, no, no estoy
llorando,


es el humo del cigarrillo que se ha
metido en mis ojos.


Pero qué tonterías digo, si yo no fumo.





Ana Giner


©

lunes, 20 de agosto de 2012

Dedicada a todos los animales


Alma, Zen, ellos me hacen ser más humana.

Unos ya no están entre nosotros, otros están mayores,

pero todos han llenado y siguen llenando nuestros corazones.

Os adoro peques.
























sábado, 18 de agosto de 2012

¿Recorte o Negocio?








Yo, como ciudadana Española, recortaría de
otras entidades y sueldazos de varios sinvergüenzas de este país dichas prestaciones,
antes que de la Sanidad Pública. Pero no está en mi mano hacer tal cosa. Así que
solo me resta explicar aquí algo que vengo diciendo desde hace años.


Quien así lo desee puede leer entradas
anteriores (desde el año 2006) críticas de que la Sanidad española no iba a
poder soportar tanto gasto con las personas que venían de otros países que se
empadronaban en España un par de meses,  para poder acceder a una operación gratuita. Y
a los españoles, se les negaba una prestación por incapacidad. No me
equivocaba,  ahora es todo eso, más lo
añadido.


Era de esperar que Sanidad se estuviera
arruinando si no lo está ya.


Con ello, no estoy diciendo que dejen de
atender a los enfermos, sean o no españoles, si de algo me tengo que sentir
orgullosa personalmente de ser Española, es de este hecho, de una Sanidad
gratuita para todos. Ahora bien. Una sanidad bien administrada. Hecho que nadie
ha sabido hacer y a las pruebas me remito.


Los extranjeros que necesiten alguna
operación que se le practique, bajo previo pago y con el consentimiento de su País
de origen y por supuesto que los medicamentos también sean pagados por su país.
Si esto se hubiera aplicado desde un primer momento ahora no habría ningún déficit
en esta administración pública y el estado podría pagar a los farmacéuticos.


Son los españoles los que han pagado
rigurosamente durante toda una vida, el derecho a la asistencia y medicamente
gratuito. ¿Qué va a pasar con los enfermos que cuando vaya a la farmacia y le
hagan pagar el medicamento que antes eran gratis? O ¿les digan que no le cubre tal
o cual medicamento en la Seguridad Social? Esos tres u ocho € que pagaran los
crónicos, son muchos Euros para los que perciben una mínima prestación. Y
señores casi todos los pensionistas perciben una mínima prestación.


Toda la vida pagando, este enfermo para
que se le haga esta burla ¿Dejara de tomar la medicación?


Veremos en que deriva todo esto.





Ana Giner










domingo, 5 de agosto de 2012

Citas







 


 Pintura de Miguel Ángel










"A ella le escribí todo cuanto podía
escribir mi pluma.


A ella  le hablaba cuando nadie más me escuchaba.


A ella le confesé mis mayores
anhelos.


A ella le entregué pincele para que


pintara el mundo perfecto.


A ella le ofrecí lo que soy.


A ella le di los mejores años de mi
vida


y en ella me fundí en cuerpo y alma.


Y me respondió…


Me dio la mayor prueba de mi
existencia,


me dio humanidad".





Ana Giner





 “La vida
nos ayuda a cambiar lo que no nos gusta de nosotros mismos. 


Cambiando
nosotros mismos, cambiamos lo que nos rodea”.





Ana Giner